+
Información

Entrenamiento de poder

Entrenamiento de poder

El entrenamiento de fuerza se refiere a ejercicios físicos realizados con resistencia adicional y dirigidos principalmente al desarrollo de los músculos. Los ejercicios de fuerza especialmente diseñados fortalecen el potencial muscular ya existente, dan forma a una figura hermosa y delgada al quemar células voluminosas y ayudan a mantener el cuerpo en tan excelentes condiciones.

El entrenamiento de fuerza es una ocupación exclusivamente masculina. A pesar de que el ejercicio con pesas pesadas se considera la ocupación de un hombre, son las mujeres las que más lo necesitan. De hecho, el cuerpo femenino, en general, contiene aproximadamente un 25% de grasa y solo un 15% en el hombre. La hormona masculina testosterona es responsable de la rápida acumulación de bíceps y tríceps. Debido a su nivel bajo y alto de la hormona estrógeno, la masa muscular en las mujeres se forma mucho más lentamente que en el sexo fuerte. A menudo, las niñas temen que los músculos fuertemente bombeados no se vean muy femeninos. Aquí no hay nada que temer: si no toma medicamentos especiales y aditivos biológicos, es poco probable que una mujer se convierta en una fisicoculturista.

Hombres y mujeres necesitan diferentes programas de capacitación. De hecho, los músculos en hombres y mujeres son los mismos, pero debido a los niveles hormonales más altos en los hombres, son más grandes.

Las mujeres que levantan pesas adquieren músculos grandes y masivos. Las mujeres simplemente no tienen suficientes niveles de testosterona para aumentar la masa muscular tan dramáticamente. La mayoría de las mujeres solo restaurarán los músculos que han perdido debido a un estilo de vida apropiado, una dieta poco saludable, un metabolismo deteriorado, etc. El resultado máximo es de 2-3 kg de masa muscular.

Hacer ejercicio con simuladores puede aumentar el tamaño del seno. Desafortunadamente, este no es el caso. Por el contrario, el ejercicio intenso, especialmente cuando se trata de eliminar los depósitos grasos, reducirá el tamaño del seno por la simple razón de que el seno femenino es un tejido glandular más tejido adiposo. El entrenamiento de resistencia no puede aumentar el tamaño del tejido graso y, por lo tanto, también de los senos. Sin embargo, el entrenamiento de resistencia puede remodelar los músculos pectorales sobre los cuales se encuentran los senos y darles una forma completamente diferente. Los entrenamientos bien pensados ​​elevan el cofre, forman una postura enderezada, mejoran visualmente la forma de los senos, y esto es exactamente lo que debe esforzarse por lograr.

Con el ayuno y el ejercicio en el gimnasio después de una semana, puede perder peso de dos a tres tamaños. Lo más probable es que pueda desmayarse por agotamiento nervioso y físico. El entrenamiento de fuerza y ​​una dieta estricta son incompatibles. Es imprescindible que coma una dieta equilibrada para obtener suficientes nutrientes esenciales. No puedes hacer ningún deporte con el estómago vacío. Coma un producto proteico con verduras una hora y media antes de comenzar su entrenamiento. Al menos tenga un batido de proteínas listo para usar. Si quieres perder peso, apóyate en frutas y verduras después del entrenamiento, si quieres desarrollar músculo, luego en carne y productos lácteos.

Las cargas de energía están contraindicadas para mujeres embarazadas y para pacientes con venas varicosas. Hay muchas cargas de energía diferentes. Durante el embarazo y cualquier enfermedad solo puedes hacer ciertos ejercicios. Por ejemplo, si padece venas varicosas, las sentadillas con barra están contraindicadas. Y durante el embarazo, debe excluir todos los ejercicios con pesas y una barra. Pero puede hacer todo lo que quiera en máquinas de fuerza con respaldo. Lo principal es que la columna vertebral y la espalda baja están respaldadas por algún tipo de soporte. Pero a los 6-7 meses de embarazo, es mejor dejar de hacer ejercicio en el gimnasio. En cualquier caso, siempre consulte con su entrenador y su médico antes de comenzar un entrenamiento en el gimnasio.

El entrenamiento de fuerza consiste solo en levantar la barra y las pesas. Los tipos de entrenamiento de fuerza son muy diversos. Estos son varios ejercicios con pesas, pesas y barras corporales, es decir, con peso libre, y ejercicios en simuladores, e incluso flexiones y sentadillas familiares de las lecciones de educación física de la escuela. Por lo tanto, casi todos los ejercicios que están destinados a desarrollar y fortalecer los músculos del cuerpo pueden ser atribuido al entrenamiento de fuerza.

Para perder peso, solo debes seguir una dieta. Las dietas generalmente se basan en limitar la cantidad de calorías consumidas. Esto disminuirá la masa muscular y el metabolismo. Mejor ejercicio y perderá peso sin dolor.

También puede hacer ejercicio con peso en casa. Por supuesto que puede. Pero para esto necesitas aprender cómo realizar los ejercicios correctamente. Primero, encuentre un buen entrenador que le muestre cómo manejar pesas y una barra (y si tiene un simulador) y que lo ayude a elaborar un plan de lección individual, calcule la carga.

Cuanto más entrene, más rápido verá el resultado. Desafortunadamente, aquí la cantidad no siempre se traduce en calidad. Las cargas demasiado frecuentes e intensas solo provocarán lesiones y esguinces. Se necesitan dos días para recuperar completamente los músculos después de una buena sesión de entrenamiento de fuerza. Así que no tienes que ir al gimnasio todos los días. Un entrenador profesional lo ayudará a lograr el mejor resultado en poco tiempo.

En un entrenamiento, necesitas ejercitar todos los músculos. No es verdad. Los entrenadores profesionales siempre aconsejan centrarse en un grupo muscular para lograr los mejores resultados durante una sesión. Por ejemplo, si hace ejercicio varias veces a la semana, suba el pecho y los brazos en el primer entrenamiento, preste atención a la espalda y los abdominales en el segundo, y trabaje en las piernas y las nalgas en el tercero.

Para bajar de peso, solo hacer ejercicios aeróbicos es suficiente. La afirmación es en parte cierta. Al principio, por supuesto, el ejercicio aeróbico es suficiente. Y luego, a medida que pierde peso, la piel comienza a colgar impotente en pliegues. Después de perder peso, necesita ganar masa muscular. Probablemente todos los que están perdiendo peso están familiarizados con la decepción cuando, a pesar de una dieta estricta y ejercicios aeróbicos, la pérdida de peso se detiene repentinamente y es hora de comenzar a ir al gimnasio. Y el metabolismo se acelerará inmediatamente, y el exceso de peso disminuirá nuevamente. El tejido muscular requiere muchas más calorías que el tejido adiposo. Entonces, aquellos que quieren perder peso no pueden prescindir del entrenamiento de fuerza.

El ejercicio específico puede ayudar a eliminar la grasa de áreas específicas del cuerpo. Es imposible hacer que la grasa desaparezca solo de ciertas áreas del cuerpo, depende de la genética y la constitución del cuerpo.

Los músculos siempre duelen después del entrenamiento de fuerza. Cualquier sensación dolorosa debería desaparecer aproximadamente un mes después de comenzar el entrenamiento. Si no se detienen, entonces algunos ejercicios no son adecuados para usted. Consulte con su entrenador y cambie la carga.

El efecto del entrenamiento con pesas aparecerá solo después de media hora de entrenamiento continuo. ¡Está estrictamente prohibido participar en horas continuas en el gimnasio! Los músculos solo pueden soportar "su" carga, y no más. Cuando te cansas, tus músculos comienzan a trabajar a medias. Y no habrá beneficio con más capacitación.

Después de una carga de potencia, debe dar inmediatamente a aeróbico. Esto no vale la pena hacerlo. Después de un trabajo serio en el gimnasio, no debes encontrarte inmediatamente con aeróbicos. Los músculos, y de hecho todo el cuerpo, necesitan descansar durante al menos 24 horas. Y luego con calma ir a clases de aeróbicos.

Después de hacer ejercicio en el gimnasio, la fatiga es tan fuerte que ni siquiera quieres pensar en el sexo. Para deleite del sexo más fuerte, este no es el caso en absoluto. Durante el entrenamiento, el cuerpo produce activamente la hormona testosterona, que en realidad es responsable de la libido. Por lo tanto, el entrenamiento no solo no interfiere, sino que, por el contrario, mejora la vida sexual.

El músculo se convertirá en grasa si deja de hacer ejercicio. El músculo no se convierte en grasa. Cuando deje de hacer ejercicio, naturalmente perderá algo de su masa muscular. Si su dieta sigue siendo la misma, es probable que gane más células grasas. ¡Sería una exageración llamar a esto "transformación"!


Ver el vídeo: CARDIO QUEMA GRASA en 30 MINUTOS. Javier Ordieres (Enero 2021).